Corchopan & Pichiglas

El mundo del cine visto desde dos plantas, Corchopan (un alocado geranio) y Pichiglas (una enredadera comun venida a menos), acompañadas de un personaje intelectualmente escaso, que soy yo.

sábado, septiembre 16, 2006

Clerks 2

(by Stone_Age)

Hoy escribo yo porque he castigado a las plantas con dos horas menos de sol y sin el aporte semanal de sales minerales procedentes del Amazonas. Si, son muy simpáticas pero el otro día decidí llevarlas a un concierto y menuda me montaron.

El principal problema lo tuve al entrar en el recinto porque por norma general no dejan acceder con objetos que puedan lanzarse con lo que les tuve que comprar un tiesto de viaje de plástico ligero y no ponerles mucha tierra para que pesaran poco. Después de los teloneros casi caí de la impresión porque me di cuenta que Corchopan y Pichiglas estaban charlando con nada mas y nada menos que otras plantas que también habían acudido al recinto con sus respectivos dueños (estos amantes de las plantas que somos pocos pero bien avenidos).

Todo fue bien durante la actuación principal hasta que me di cuenta que mis dos queridas compañeras tenían una concentración de alcohol en su tierra que doblaba la del agua básicamente; vamos, que se pegaron una fiesta que luego tuve que soportar durante la vuelta a casa lo mal que cantan el tema principal de ‘La Abeja Maya’ entre otras cosas. Espero por su bien que no hayan dejado descendencia vegetal promiscuamente.

Hoy toca hablar de la secuela o segunda parte de una cinta catalogada por muchos como ‘freak 100%’ que ha sido estrenada hará una semana en España, Clerks 2.

Hagamos una pequeña introducción comentando los inicios del director Kevin Smith. Empezó rodando como primer largometraje la primera parte de Clerks, una película en blanco y negro, escasa en localizaciones, personajes excéntricos y donde su mejor baza se encontraba en un guión y unos diálogos muy divertidos, poco comunes y vulgares. A partir de ahí comenzó a ampliar su catalogo como director con películas como Mallrats, Persiguiendo a Emy, Jay y Bob contratacan, Dogma, etc.

Sin entrar en mas detalles de su filmografía, que no es la intención de este texto, podemos decir que Clerks 2 es una continuación que básicamente enlaza correctamente con los personajes prácticamente idénticos aunque con algunas nuevas incorporaciones como Rosario Dawson (Becky), Trevor Fehrman (Elias) y Jennifer Schwalbach Smith (Emma). Nada mas comenzar vemos como por un acto de fuerza mayor los protagonistas, Dante y Randal, tienen que buscarse un nuevo trabajo y abandonar, de momento, el QuickStore, yendo a parar a un restaurante de comida rápida.

Allí conocemos a dos protagonistas nuevos, Elias, un joven católico fanático de la saga de El Señor de los Anillos y a Becky, la encargada y jefa del restaurante de comida rápida. Pronto nos daremos cuenta que esta nueva entrega no va a pasar a cambiar mucho el estilo manteniendo el restaurante de comida rápida como centro de la película en cuanto a localizaciones, diálogos alargados hasta la saciedad que te consiguen arrancar una sonrisa ya sea por la conclusión divertida o vulgarmente obscena, debates peculiares pero que convencen al publico que goce de este tipo de humor y conozcan el estilo de Smith, un argumento principal que queda nublado por la fuerza de los personajes y las situaciones (aunque seguramente sea la intención de Smith) y en general una película divertida para quien no tenga pelos en la lengua.

** Lo Mejor

Sin duda Jay y Bob y sus apariciones más explosivas son de lo mejor. Las nuevas incorporaciones cumplen bastante bien, sobre todo Becky y Elias.

** Lo Peor

Quizás es una película para verla en casa y no pagar una entrada de cine.

lunes, agosto 21, 2006

16 Calles

(by Pichiglas)

¡Buf!, estas polillas son insoportables y mira que otros años son más pequeñitas pero esta temporada pesan tonelada y media y cada vez que se cruza una por delante de la terraza tenemos eclipses solares y nos destroza la fase luminosa de la fotosíntesis. Pero, yo que tengo mucha clase como planta, he encontrado una solución con estilo y además favorezco a la pirámide alimenticia.

Básicamente lo malo de las polillas es que cuanto mas gordas mas pesadas son y menos educadas y ya ni te piden permiso para acomodarse un poco en alguna de tus hojas; en cambio estos monstruos al ser mas grandes mas ricos están así que algunos pájaros se mueren por llevarse alguno al pico de vez en cuando. Manos a la obra me puse y contacte con mi amiga, Juana ‘La Urraca’, que es de los pocos pájaros del vecindario majetes y ahora cuando una osada polilla se atreve a posarse sobre mi, aparece Juana y se lo zampa.

Juana come mas, yo estoy mas a gusto y la población de polillas disminuye. Todos clorofilicamente contentos.

Aunque estos insectos voladores vomitivos sean insufribles no han conseguido impedirme ver una película que llevaba tiempo queriendo echarle un vistazo: 16 Calles.



No es nueva ya que fue estrenada mas o menos a principios de año en USA (sino recuerdo mal) y aquí llega pues mas o menos terminando invierno y empezando primavera. En USA cuajo bien y la mayoría de las críticas fueron buenas aunque no terminaban de convencer algunos aspectos de la cinta.

El titulo hace referencia a la distancia, 16 manzanas de bloques, que deben de recorrer ambos protagonistas para llegar a los juzgados, su destino. Jack Mosley (Bruce Willis), es un detective de policía muy poco social, de 40 años de edad aproximadamente, con problemas de alcoholismo y de un humor y ganas de vivir bastante pobres al que le toca sin quererlo llevar desde una celda de la comisaría a un preso que va a declarar en el juzgado.



En un principio parece una misión rutinaria y simple para un detective acabado, fatigoso y con sudoración constante pero existe un problema, Eddie Bunker (Mos Def), el preso al que tiene que llevar parece que ha visto algo que no debió de presenciar y la intención de algunos es que nunca llegue a los juzgados. Es ahí donde empezaremos a vivir una aventura de acción donde los dos protagonistas deberán escapar de conspiradores y matones a la vez que todo se ensalza con el detective acabado que por alguna vez en su vida quiere hacer lo correcto y el preso que poco a poco parece darse cuenta de que su vida esta en juego.

Lo mas chocante, a mi parecer, es el contraste entre ambos protagonistas ya que tenemos a Bruce Willis interpretando en mi opinión correctamente a una persona con graves problemas de bebida y sociales con una despreocupación enorme (incluso físicamente la barriga le hace ganar enteros al personaje además de una cojera), y por otro lado tenemos a Mos Def el cual interpreta a un delincuente de poca monta que ha visto algo que inculpa a gente con obligaciones y responsabilidades frente a la sociedad con un rol en mi opinión pesadísimo y sin gracia. Es charlatán y en múltiples ocasiones parece como si tuviese algún problema mental o alguna deficiencia y si encima le sumamos una voz totalmente estupida que resulta aborrecedora cuando no se calla y mas teniendo al lado al personaje de B. Willis el cual en principio habla poco.



Según va avanzando la trama los personajes ya varían un poco y se hace algo más ameno prestar atención a diálogos más coherentes y relacionados con el momento especial del argumento por ejemplo. Podríamos subrayar que la película finaliza mejor que empieza.

Eso si, no nos equivoquemos y no debemos pensar que vamos a ver una cinta de acción al mas puro estilo actual con multitud de extravagantes escenas y efectos especiales porque el director no es ni mas ni menos que Richard Donner, director de películas como la saga Arma Letal, los Gonnies o Superman 1 y 2, el cual nos invita a presenciar una historia policíaca con acción de los ochenta aunque sin llegar a la calidad y diversión de sus películas mas aclamadas.

** Lo Mejor

Quizás ver una película de acción de las de antes, ver a Bruce Willis haciendo de ‘poli’ acabado también es muy curioso….

** Lo Peor

Sin duda el personaje de Mos Def es cansino como el asno de Shrek pero además sin gracia. También el argumento de corrupción en estamentos públicos esta un poco quemado pero esta bien llevado.

martes, agosto 01, 2006

El Señor de la Guerra

(by Corchopan)

Saludos ardientes, y no porque este en un momento sexualmente activo, sino porque aquí en la terraza hace un calor horrible aunque ahora estoy algo mejor ya que le he tenido que pegar una serie de gritos al Sr. Stone_Age para ver si podía hacer el favor de bajar el toldo que mi clorofila no necesita más sol.

Como bien sabréis abuse de un producto de belleza vegetal y estuve unos días muy malito y con mis epitelios vegetales muy perjudicados pero ya estoy bien gracias a las sales minerales que me trajo Pichiglas directamente desde la selva amazónica, ¡que bien sabia!

Pero vamos a centrarnos un poquito ya que el otro día por fin volví a acudir al cine a ver El Señor de la Guerra.

Dicha película se estreno hace tiempo aquí en España y al otro lado del charco, en USA, recibió buenas criticas pero no llego a cuajar mucho. El hilo argumental gira en torno a Yuri Orlov, un inmigrante del este de Europa afincado en Estados Unidos, el cual un día presencia un pequeño problema entre mafiosos que le marca la vida y le hace encontrar su sentido de la vida: las armas. Pero no por desear asesinar o usarlas sino que le apasiona el negocio de traficar con armas.


Yuri, junto a su hermano drogadicto, comenzaran un negocio que cuajara muy bien ya que en la época en la que gira la película termina la Guerra Fría quedando millones de armas, vehículos blindados y un largo etcétera a la venta ilegal al mejor postor. Todo ello amenizado con que nuestro protagonista se casara con la mujer que siempre le apasiono, un agente especial de la Interpol, su ya mencionado hermano y sus problemas y los padres del protagonista que gestionan un restaurante típico que no tiene mucho éxito; a esto le aderezamos con un poco de ironías y humor negro y tenemos el ritmo de una película que entretiene pero no nos equivoquemos pensando que es una cinta de acción.


Todo lo contrario, la poca acción que podríamos encontrar esta cargada de mensaje moral desde que empieza la película donde, por ejemplo, acompañaremos a una bala en su viaje desde la fábrica donde nació hasta su destino más cruel. Y es esa faceta la que mas quiere subrayar el director, la cantidad de armas de manera ilegal que mueve el mundo, donde se encuentran, quien de verdad esta detrás de estos negocios oscuros y el sentido del ser humano, responsable de esto.

Seguramente no es la primera vez que se toca este tema ni la ultima película que hable de semejante problema en nuestro planeta, pero si es cierto que a pesar de que el guión es claro y explicito, el nudo se centra mas en la vida del protagonista que en demostrar claramente que manos gestionan de verdad estos tratos comerciales paralelos (aunque es un secreto a voces).

En plantilla tenemos al director Andrew Niccol, con películas como Gattaca, Simone y guionista del Show de Truman, que en mi opinión ha creado una buena película con un ritmo agradable, con un mensaje moral adecuado sin excederse que resultaría en mi opinión pasarse y una ligera carga de humor negro.


En cabeza de cartel Nicolas Cage en el papel de Yuri me ha parecido convincente y sereno conociendo como afecta su especial trabajo a sus relaciones con la familia, su esposa (Bridget Moynahan) e hijo y su hermano (Jared Leto), con la pequeña aportación, aunque no menos importante, de Ethan Hawke como agente especial de la Interpol y Eamonn Walter como típico dictador de un país africano donde hay mas armas por cabeza que garbanzos.

** Lo Mejor

Aunque es un tema sociopolítico muy ‘masticado’ el desarrollo es ameno y como punto a destacar que me he guardado para esta parte, el pequeño papel de Ian Holm sin duda espectacular.

** Lo Peor

En algunas críticas he leído que quizás debería ser una película mas dura con algunos gobiernos o instituciones internacionales pero creo que a pesar de no profundizar cuando finaliza la película queda bastante claro quien maneja el termostato del horno.

martes, julio 25, 2006

Cars, lo nuevo de Pixar

(by Stone_age)

¡Hombre!, aquí andamos de nuevo y lamento la tardanza en volver a escribir pero ya sabéis como es la vida cotidiana que a veces te da tiempo para unas cosas y te quita ganas para otras actividades y si además tienes que lidiar con semejantes vegetales, compañeros de fatiga, todo se complica más porque en verano se ponen muy pesados.

Por actualizar un poco nuestras rutinarias vidas puedo comentar que la ultima vez os anunciaba que Corchopan se había interesado por un producto que al parecer le aportaba algo que hacia que su tallo y ramas resplandecieran con un brillo vegetal inusual pero ya se sabe que hay que tener cuidado y precaución con estas cosas y termino dos semanas con todas sus extremidades moradas por abusar, tiempo que Pichiglas se paso llorando (tanto que tuve que ponerle un cubo debajo de su maceta porque casi se auto regaba el mismo y como me ponía el suelo), porque pensaba que su amigo se nos iba al cielo.

Así que como ambos están de baja temporal retomare yo el hilo principal de este esquizofrénico blog.

Como bien sabéis hace unas semanas se estreno el nuevo invento de la archiconocida Pixar y la verdad que después de sus ultimas producciones, que gustaron bastante, tenia ganas de ver Cars ya que además había participado el grandioso John Lasseter, guionista y director entre otras maravillas de la saga Toy Story.


Esta vez la historia trata de coches en donde conoceremos a Rayo McQueen, una promesa joven del mundo de las carreras, que por el destino tiene que hacer un viaje muy largo para correr en la última carrera que le puede llevar a ser el gran campeón y fichar por la escudería mas fashion del mundo de la velocidad. Durante este largo viaje nuestro joven bólido se perderá por esas enormes carreteras de U.S.A y terminara en un pueblo perdido y poco visitado llamado Radiador Springs en la famosa Ruta 66. Allí se desarrollara el nudo del argumento, aparecerán personajes y dará paso a la reeducacion de Rayo McQueen para ser humilde y quizás conocer otro tipo de vida fuera del absorbente mundo del automóvil y las carreras.



Sinceramente he echado de menos un pelin más de ese humor que me puedo atrever a denominar “absurdo” o de personajes más carismáticos y divertidos. El argumento es bastante previsible, aunque tampoco estamos delante de un thriller de suspense, pero la historia quizás esta vez suena demasiado típica y se acompaña de algunos personajes con roles divertidos pero no llegan a enamorar como por ejemplo Dori (Buscando a Nemo) o los protagonistas de Monstruos S.A.

Pese a eso Pixar siempre consigue invitar a reflexionar sobre la trama de manera moral y con un claro mensaje e incluso podría llegar a afirmar que pese a ser un guión eternamente contado al final siempre consiguen que te emociones y esboces una sonrisa en la butaca.



Como detalle impactante, y no se si lo compartirá alguien conmigo, pero me supo fatal que incluyeran un tema musical pomposo, aunque de corta duración ya que me recordaba a las películas antiguas de Disney que seguramente funcionen con un publico muy infantil pero desde hace unos años el cine de animación tiende a ser ofrecido a un publico mas adulto y no por ello deja de ser educativo.


** Lo Mejor

Evidentemente el apartado técnico es impresionante pero en las salas de cine hay público de un gran registro de edades, intereses y trabajos y no son convenciones de animación por ordenador.


** Lo Peor

Se eche en falta esa chispa de humor atípico o no tan clásico, la ausencia de un personaje carismático, la historia demasiado previsible…. John Lasseter, espero que te lo tomes con calma con Toy Story 3.